8 ene. 2010

El derecho a disentir

Hemos recibido algunos mensajes (¿por qué no los publicais en el blog?) en los que se critican algunas de nuestras afirmaciones, fundamentalmente dos:
  • No ha habido un debate previo sobre qué Geografía enseñar antes de configurar el "temario" de las PAEU.
  • Ahora, con los cambios y los sobresaltos en las PAEU de Geografía, no es el mejor momento para iniciar un debate.
Bueno, no estamos de acuerdo y creemos que tenemos derecho a disentir.

Intentábamos poner de manifiesto que las PAEU son algo más que unas simples pruebas: determinan en gran parte qué y cómo se enseña. Ya sabemos que esto es una de esas peculiaridades españolas: hay unos señores elegidos por los ciudadanos que hacen las leyes (por ejemplo las de educación), unas leyes democráticas, etc. y luego hay otros señores y señoras que hacen un temario que determina qué es lo que se enseña, y el caso es que pensamos que ambas cosas no coinciden.

Ya sabemos que los currículo de las materias son muy generales. Deben serlo porque en ellos deben caber todas las sensibilidades y circunstancias que rodean la educación. Ya sabemos que luego hay que contextutalizarlos en la realidad concreta en la que impartimos las materias. Pero ¿no los temarios de las PAEU se hacen a partir de los currículos oficiales o contra ellos?

Quizás sea algo hierbólica la pregunta anterior. Tampoco es el tema sobre el que queremos intervenir. El asunto es: dada la importancia de las PAEU y su capacidad para generar lo que podemos llamar un currículo alternativo ¿no sería conveniente un debate previo sobre qué Geografía enseñar?

Alguién nos comenta que ya se ha hecho ese debate, que llevamos de mayo discutiendo sobre el asunto. Quizás no sea así. Llevábamos desde mayo discutiendo con el anterior armonizador, pero nosotros, los profesores de secundaria ¿habíamos reflexionado y discutido qué Geografía enseñar? ¿teníamos una visión de conjunto que enfrentar a la del armonizador o carecíamos de "alternativa pedagógica"? Sí, la palabra maldita para muchos. Pero es que la cosa es así: el antiguo armonizador tenía una propuesta pedagógica, nos guste o no, y la nueva armonizadora y su nuevo "temario" también tienen detrás, aunque mucho menos explícita, una visión pedagógica. Mientras tanto, nuestro argumentario se centra en la facilidad o dificultad de aprobar esas pruebas, en la longitud del temario y alguna otra cuestión por el estilo. Claro, las normas de las PAEU no obligan a los armonizadores a ningún debate. Es más, la nueva armonizadora se asesora por una comisión formada, en parte, por profesores de secundaria. Algunos profesores de secundaria hemos mandado nuestras opiniones a esa comisión. Todo esto son avances. Hasta creemos recordar que se comentó que habría que dotar a esa comisión de una cierta representatividad (elegir a sus miembros o algo por el estilo).

Pero eso no es participar en la construcción: el plano ya estaba hecho, los pilares levantados y los materiales de construcción elegidos. Nuestro trabajo ha sido el de dar los retoques finales o dotarlo de una "cierta estética". Esto no es una crítica. Las cosas son así. Las PAEU están concebidas así.

Segunda cuestión: ¿publicar este blog genera desconcierto? No creemos que demasiado. Realmente, como comentábamos, hemos esperado a que estuviese más o menos perfilado el nuevo "temario" para intervenir. Hemos intentado no obstruir. No nos gusta el temario. No nos gustan las consecuencias que creemos que va a tener en la enseñanza de la Geografía. Simplemente eso, e intentamos argumentar. Otros opinan lo contrario, pero disentir es un derecho y decirlo otro. No pasa nada. Debatir enriquece, debatir ayuda a constuir.

Este comentario ya es demasiado largo: aún no hemos podido comenzar a dibujar nuestra alternativa. Esperamos empezar a hacerlo en la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario